Concepto de tálamo

La palabra tálamo se originó en el griego “thalamos” de donde pasó al latín como “thalamus” cuyo significado es “habitación”, aplicada en forma más estricta a la de la mujer y luego al lecho matrimonial o tálamo nupcial. El tálamo es un lugar privado y reservado a diferencia de las habitaciones o salas destinadas a reuniones sociales como por ejemplo un comedor o un living. Ejemplos: Decoraron el tálamo nupcial con pétalos de rosa”, “La reina, muerta en su tálamo, solo parecía dormida” o “La mujer recostada en su tálamo suspiraba por el amor perdido”.

Concepto de tálamo

En Anatomía, el tálamo, que es una estructura ovalada y par, con dos partes no paralelas, cuyo componente esencial es la sustancia gris, se encuentra localizado en el centro del cerebro, entre los dos hemisferios, ocupando parte del diencéfalo, y sobre el hipotálamo, y es una estructura neuronal. Salvo el olfato, todos los demás estímulos sensoriales pasan primero por el tálamo, cuya función es filtrarlos dejando pasar a los seleccionados hacia la corteza cerebral. Gracias a la acción del tálamo pueden producirse las respuestas a las sensaciones, originando las emociones. Además de intervenir en la integración de funciones motoras y sensoriales, el tálamo cumple funciones en las actividades concientes, en la memoria, en la sensibilidad al dolor y en los afectos. Posee núcleos que efectúan una conexión específica que mandan información a la corteza cerebral en áreas concretas; núcleos de conexión inespecífica, que reenvían la información a zonas de la corteza cerebral extensas y núcleos de asociación, que intervienen en circuitos cortico-subcorticales.

En Botánica, se denomina tálamo al eje de una rama, generalmente ensanchado, que al acortarse, da lugar al pie de una flor. En el tálamo se insertan las piezas de la flor que conforman el perianto (envoltura que rodea a los órganos sexuales) el androceo (estructura masculina de reproducción) y el gineceo (estructura femenina de reproducción).