Concepto de socavar

La palabra socavar es un verbo transitivo, regular, de primera conjugación, integrado el término por el prefijo “so”, que indica “debajo”, y por el verbo “cavar”, del latín “cavare”, en el sentido de hacer un pozo, un hoyo o un agujero.

Cuando se socaba una estructura, material o inmaterial, se la expone al riesgo de hundirse, pues se le priva del apoyo necesario para mantenerse en pie, por lo cual, si se desea que lo socavado ex profeso, no se derrumbe, debe hacerse con cuidado y tomando recaudos.

Es sinónimo de excavar, aunque socavar es más que hacer un hoyo, que es el sentido de excavar, ya que al socavar, desestabilizamos aquello a lo que se aplica, con riesgo de caer.

Hay obras de ingeniera donde se socaba el suelo para construir obras subterráneas, o para emplazar construcciones, haciendo los estudios pertinentes, a cargo de profesionales idóneos, que permiten realizar la construcción sin deterioro de la superficie. Cuando hay errores de cálculos, suele ocurrir que se produzcan socavaciones, afectando la misma construcción o las aledañas, que pueden presentar rajaduras y hasta derrumbes.
En otros casos, se puede producir el socavamiento de modo natural o accidental, como el caso de las aguas subterráneas, que socavan el terreno por donde circulan, o cañerías de agua, que, al romperse, arrastran capas internas del terreno, y producen el hundimiento de las superiores.

Por extensión, y metafóricamente, se habla de socavar para manifestar que sentimientos, derechos, potestades, ideas o principios, sufren un derrumbe o un colapso, lo que es positivo, si lo socavado era negativo, pero malo, en caso de que haya sido algo útil o beneficioso. Por ejemplo: “Tu actitud machista ha socavado mi amor, a tal punto, que hoy puedo decir con seguridad que no siento nada por ti”, “Mis ideas capitalistas liberales han sido socavadas por este gobierno, que las ha aplicado con tanta crudeza, que dejó mucha gente en la miseria, y ya no pienso del mismo modo”, “La Revolución Francesa, socavó la estructura del Antiguo Régimen, y su orden social rígido y de privilegios”, “Los insultos del padre hacia su hijo, le socavaron la autoestima, convirtiéndolo en un adulto triste e inseguro”, “Los derechos de las mujeres han sido socavados desde hace muchos años, pero, poco a poco, ellas están logrando su reivindicación” o “No podrán socavar la confianza del pueblo en la democracia por más que intenten hacerles pensar que un gobierno poderoso podrá protegerlos mejor”.