Concepto de Buda

Buda es la denominación que se le ha asignado al reformista religioso de origen hindú, Sidharta Gautama, que dio origen al budismo, doctrina filosófica basada en el renunciamiento, y que se opuso a la tradicional división de la sociedad hindú, en castas. El significado de “Buda” es, sabio o iluminado.

Era hijo de un rajá muy poderoso y rico y vivió entre los años 560 y 480 antes de la era cristiana. Dejó el seno familiar a los 29 años, siguiendo a los brahamanes.

Debió soportar duras pruebas, tras las cuales pudo obtener las Cuatro Verdades: “la realidad que encierra el mundo es dolor”; “el dolor se origina en el deseo”, “del dolor puede liberarse a través del nirvana”, “y el camino para llegar hasta el nirvana es la ley (dharma)”. El nirvana es lo que permite liberarse del ciclo de sufrimiento, seguido de la muerte y de un nuevo nacimiento.

Nunca definió a Dios, pues eso para él sería una fuente de discordia entre sus seguidores. Llevó una vida acética, dedicada a la meditación y a la prédica de sus ideas, y falleció dejando un inmenso legado en la memoria colectiva y en su espíritu, pero nada escrito.

Durante el reinado de Asoka, en el siglo III antes de Cristo, el budismo, creencia que el monarca adoptó como propia, fue declarado religión del Estado, con una gran tolerancia hacia otras religiones, como el brahamanismo, que recibió la influencia del budismo.

Si bien a partir del siglo VII, el budismo comienzó a perder influencia en su territorio, la India, se instaló en el resto de Asia, y en la actualidad cobró importancia en casi todo el mundo.