Concepto de continente

Continente, del latín “continens”, se llama a todo aquello que sirve para contener o guardar otra cosa en su interior, que es el contenido. Por ejemplo, en una jarra de agua, la jarra es el continente, y el agua el contenido.

En geografía, los continentes son grandes masa de Tierra emergida, que se separaron de una masa única llamada pangea. La pangea se dividió primero en dos partes, y luego de conformaron los continentes actuales, en número de seis: América, África, Europa, Asia, Oceanía y Antártida; o de cinco, si consideramos a Europa y Asia conformando Eurasia. Estas masas de tierra están separadas entre sí, por Océanos, salvo Europa y Asia, que están limitados por los montes Urales. Entre los continentes suelen haber además de diferenciaciones geográficas, otras de tipo cultural, lo que hace que en virtud de este criterio también suela dividirse al continente americano, en América Latina y América Anglosajona, ésta última conquistada por países como Inglaterra y Francia, que les impusieron su lenguaje y han alcanzado un mayor grado de desarrollo económico que los países que conforman la llamada América Latina, conquistada por España y Portugal. Los continentes, a su vez, están integrados por países, divisiones político-administrativas que no responden en muchos casos a criterios físicos, sino a acuerdos interestatales.

El más grande en extensión de todos los continentes es Asia, con una superficie de 43.810.000 km². Le siguen en dimensión, el continente americano con 42.330.000 km², luego el continente africano con 30.370.000 km², para luego ubicarse la Antártida con 13.720.000 km²; el continente europeo con 10.180.000 km², y por último, el más pequeño de los continentes es Oceanía, con una superficie de 9.010.000 km².

En geología, los continentes se caracterizan por su composición cratónica, rígida, pues están formados por rocas del período precámbrico (aproximadamente con una antigüedad de 1.500 a 4.000 millones de años) constituidos a partir de otras rocas (metamórficas) e ígneas, que se solidificaron por enfriamiento.