Concepto de control fiscal

El Fisco, es aquella parte de la administración estatal que se dedica a recaudar impuestos, para sostener los gastos públicos, y administrarlos. Si bien es mirada por la ciudadanía con recelo, pues son los aportes de quienes componen el pueblo del Estado los que conforman el Tesoro nacional, el cobro de tributos es necesario para que puedan cumplirse los servicios públicos esenciales y distribuir la riqueza de un modo más equitativo, evitando la concentración de dinero en pocas manos, y que a otros les falten recursos para cubrir sus necesidades más básicas. Con lo recaudado se pagan los gastos de los hospitales públicos, escuelas públicas, seguridad y justicia, por lo cual se cobraron impuestos o tributos desde el nacimiento mismo de los Estados.

Los Estados poseen mecanismos de control fiscal para detectar evasiones, ya que si no hay seguimiento del cumplimiento, es altamente probable que quienes pagan, se sientan tentados a no hacerlo, si comprueban a que aquellos renuentes no se les aplican sanciones.

En Argentina, la AFIP, es la entidad encargada de la administración de los fondos públicos y de realizar a nivel nacional el control de los contribuyentes. Sin embargo para imponer una carga impositiva debe existir una ley que lo autorice, y si esta es inconstitucional puede ser objeto de un proceso judicial para invalidarla. Por lo tanto existe un control fiscal sobre los contribuyentes y a su vez un control por parte de los organismos legislativos (que sancionan las leyes impositivas) y del Poder Judicial, para proteger a la ciudadanía de excesos.