Concepto de estadio

Origen e historia del término

La palabra estadio se originó en el griego στάδιον “stadion” de donde lo tomó el latín como “stadium” usándose como medida, para establecer distancias que se debían recorrer en las competencias deportivas, siendo de 600 pies, medida no muy precisa. En Roma era de 185 pasos, lo que equivalía aproximadamente a 185 metros.

En Grecia, para celebrar los juegos olímpicos, que se realizaron desde el año 776 a. C se construyó el “Olimpia” en el Peloponeso occidental. En Roma, un estadio destacado fue el Domiciano, que llevó el nombre del emperador que lo mandó a emplazar en el Campo de Marte en el año 86, destinado a competiciones de atletismo, aunque muchos lo conocen como Piazza Navona, pues ese es el nombre actual del lugar, donde pueden apreciarse sus restos. Su forma era rectangular, pero las gradas, colocadas en uno de los lados de menor longitud, con capacidad para treinta mil espectadores, se disponían en semicírculo.

Concepto de estadio

En la actualidad

Es por eso, que actualmente estadio designa el sitio al aire libre o techado en la parte donde se acomoda el público, donde se celebran esos torneos (de atletismo, fútbol, baloncesto, rugby, etcétera) también usados para otros eventos como recitales o lanzamientos de candidaturas políticas, que comprenden el campo de juego o cancha, y las gradas o lugares donde se ubican los espectadores, parados o sentados.

Otro significado

También se conoce como estadio una parte en el desarrollo de un proceso, por ejemplo: “¿Estamos en los estadios preliminares o avanzados de los estudios sobre la lucha contra el cáncer?”, “La enfermedad está en su estadio terminal” o “Piaget dividió el desarrollo cognitivo humano en varios estadios”.