Concepto de estereotipo

La palabra estereotipo tiene origen en la unión de dos vocablos griegos “stereos” cuyo significado es “sólido” y “typos” que se traduce como molde, designando en sus inicios las planchas de plomo usadas para imprimir.

En la actualidad pasó a designar también moldes, pero en forma de esquemas mentales en los cuales se suelen ubicar personas dentro de grupos culturales, o categorías sociales, asignándoles rasgos y particularidades generalizadoras. Así cuando alguien es mujer se presume que es prolija, coqueta, o que le gustan los niños; cuando alguien es de religión judía se espera que sea tacaño; si es italiano, que sea gritón, etcétera.

También existen estereotipo de ciertos valores como el de la belleza, que causa muchos problemas cuando se trata de mostrar que encaja en el molde de lo bello, algunas patologías, como estar demasiado delgado.

Son construcciones sociales prejuiciosas, en general con carga negativa, por ejemplo “los gitanos son sucios”, “los santiagueños son dormilones”, “las modelos son tontas”, “los jóvenes son irresponsables” etcétera. Sin embargo puede haber estereotipos positivos: “los japoneses son muy trabajadores”, “los ancianos son sabios”. Como toda generalización no son verdaderos, y si quienes creen en los estereotipos encuentran personas que no encajan en esos esquemas mentales, lo justifican como excepciones a la regla.

Los estereotipos han sido fuentes de inspiración de cuentos y bromas, no desligados de contenidos discriminatorios, como lo son los estereotipos en sí mismos.

Se van formando dentro de la sociedad de modo imperceptible, contribuyendo a ello la falta de conocimiento y la ignorancia de sus miembros, que se suman al conjunto de quienes aceptan estos estereotipos de forma irreflexiva, y producen la formación de minorías discriminadas sin sustento real alguno, a veces ayudados por referentes, como los medios masivos de comunicación, especialmente en este último caso estableciendo estereotipos con respecto al hombre y la mujer, a la que muchas veces se “cosifica”.