Concepto de examen

Es el análisis de una cosa o de un hecho averiguando sus calidades físicas, psíquicas o químicas, su grado de conocimiento, etcétera, según el caso. Etimológicamente proviene del latín y significa pesarse o controlarse, ya que alude a la aguja que marca el peso en una balanza. El examen tiende a indagar, para confirmar hipótesis, diagnósticos o suposiciones, utilizando distintos métodos, según el objeto a examinar. Los exámenes siempre arrojan un resultado. Este resultado es la prueba (como medio probatorio) de lo que se pretende certificar. Si el examen no se hizo objetivamente o no se usaron los medios o métodos adecuados, pueden ser resultados erróneos.

Los resultados de un examen tomado de un modo correcto, brinda una gran herramienta para detectar un problema, y comenzar la búsqueda de una solución.

Existen exámenes clínicos efectuados por el médico cuando revisa un paciente, donde puede constatar algunas manifestaciones físicas del organismo, que le ayuden con su diagnóstico. En muchos casos deberá corroborarlo con exámenes químicos o pruebas de laboratorio.

Se dice que alguien realizó un examen de conciencia cuando analizó sus acciones y las calificó como buenas o malas. En este caso el evaluador es interno, y no se diferencia del evaluado.

Se utiliza mucho la metodología del examen en los colegios o facultades, para certificar los conocimientos de los alumnos. Pueden ser exámenes parciales, cuando se indaga sobre partes de la asignatura; o finales, generalmente para dar por aprobado el curso o la materia. Hay exámenes llamados objetivos donde los alumnos eligen respuestas en base a una grilla, y exámenes a desarrollar, donde exponen más abiertamente sus conocimientos. Muchas veces se toma examen al ingresante a determinado nivel de estudios, para corroborar sus conocimientos previos.

Para acceder a un empleo, es frecuente que se practique un examen de admisión para certificar si el aspirante reúne las aptitudes requeridas para el cargo.

Para obtener la licencia de conducir también debe rendirse una prueba o examen, que demuestre las habilidades del futuro conductor.

En la vida se dice que día a día rendimos examen, al sortear los obstáculos que nos presenta, y que prueba nuestras capacidades de adaptación al entorno y sus variables circunstancias. El resultado de este examen cotidiano, al final de cada día, nos arroja un balance, feliz o angustiante, que cada uno de nosotros valoramos.