Concepto de Guerra Fría

Si bien se entiende por guerra, derivado del término germánico “werra” a todo enfrentamiento o pelea, en la mayoría de los casos se lo considera como un conflicto armado entre naciones o estados, aunque en la Guerra Fría el enfrentamiento es latente o potencial, sin enfrentamiento directo, pero preparándose para las hostilidades. Este término de Guerra Fría se adoptó para designar el período que sucedió a la Segunda Guerra Mundial donde se produjo un estado de tensión entre Estados Unidos y la Unión Soviética, que originó una tajante separación entre ambas potencias, que hacía temer el estallido de un nuevo conflicto de características aún más destructivas que las dos guerras mundiales anteriores, pues ya se disponía de la bomba atómica.

Estados Unidos terminó la Segunda Guerra Mundial como gran potencia industrial, y la Unión Soviética sufrió enormes pérdidas, pero tenía un amplísimo dominio sobre Europa Oriental. La industria pesada fue la prioridad de este gobierno.

Tras la Segunda Guerra Mundial Alemania, la gran derrotada, fue dividida, correspondiéndole el este a la URSS. Berlín también fue fraccionada en cuatro zonas, originándose por ello grandes disputas. El ferrocarril y las carreteras de Berlín fueron cortados por los soviéticos en 1949 para impedir que se llevaran o trajeron provisiones al oeste. El muro de Berlín, construido en el año 1961 dividió definitivamente a las dos Alemanias.

A partir del año 1985 las relaciones entre ambas potencias mejoraron, lográndose que dos años más tarde pudieran celebrar un tratado de supresión de armas nucleares. Entre 1989 y 1991 el comunismo terminó en la URSS, junto a la caída del muro de Berlín, terminando así este período de Guerra Fría.