Concepto de hegemonía

El origen de esta palabra es griego, y significa liderar, conducir, sobre todo utilizada en el ámbito militar, para designar al jefe de las milicias; y también se habla de hegemonía para hablar de las ciudades que ejercían su poder e influencia sobre el resto, como lo hicieron Atenas, que fue hegemónica en la Liga de Delos, formada para derrotar a los persas, y Esparta, que conformó bajo su hegemonía la Liga del Peloponeso, desde el 404 a. C hasta el 371 antes de la era cristiana, o sea entre la Guerra del Peloponeso, donde Esparta con su liga se impuso a la Atenas y a la Liga de Delos, y la Batalla de Leuctra, contra los tebanos, donde éstos obtuvieron la hegemonía.

La hegemonía es un término que designa la superioridad de un elemento (individuo, grupo político, religioso, social, económico) sobre otro, o de grupos sobre otros y puede ser material, cultural o social. La hegemonía en general es disputada y fuente de conflictos que intentan desplazarla.

Designa la superioridad de un Estado respecto de otros. Así decimos que Estados Unidos fue una potencia hegemónica sin rivalidad entre 1945 y 1969, luego de que, terminada la Segunda Guerra Mundial, fue el Estado menos afectado, y que controlaba las materias primas, las industrias y los medios financieros. El dólar fue la moneda de reserva internacional.

El filósofo marxista Antonio Gramsci (1891-1937) desarrolló el concepto de hegemonía cultural, como el dominio de una clase que impone su visión y sus valores a los otros sectores sociales que conforman la comunidad.