Concepto de injerencia

La palabra injerencia, alude a la acción y al efecto de injerir, verbo que proviene etimológicamente del latín “inserere” cuyo significado es introducir o entrometer.

Cuando una persona toma intervención en temas, asuntos o negocios de terceros se dice que ha tomado injerencia en ellos. Ejemplos: “tu madre está tomando demasiada injerencia en nuestro matrimonio” o “no perteneces a mi empresa, por eso no tomes injerencia en ella”.

Sin embargo, en ciertos casos entrometerse en los asuntos ajenos es necesario, como cuando están en riesgos los derechos fundamentales de las personas. Por ejemplo, si uno escucha que en el interior de una vivienda están golpeando a alguien se debe tomar injerencia llamando a la policía.

Concepto de injerencia

En el Derecho Internacional, hace a la soberanía de cada uno de los Estados, que los demás no tomen injerencia en sus asuntos internos. Sin embargo, para algunos pensadores y políticos, basándose en las ideas del jurista humanista holandés, Hugo Grocio (1583-1645) se permite la injerencia humanitaria, interviniendo aún mediante la fuerza un Estado u organismo internacional en el territorio de otro, si por causa de una guerra civil o de un ataque gubernamental a los derechos humanos la población está siendo ultrajada en su dignidad. No se debe aprovechar esta situación para sacar ventaja territorial anexando ese Estado al propio, sino que se toma injerencia como medida de protección a los civiles. Esto ocurre, pues si bien el relativismo cultural nos ordena aceptar como válidas las culturas diferentes a la propia, esto no prospera si ellas vulneran los llamados derechos universales, como el de la vida o el de la libertad.

En la política interna el Poder Judicial debe conservar su independencia de los otros poderes (Legislativo y Ejecutivo), a los que no se les permite su injerencia al momento de administrar justicia.