Concepto de amnistía

La palabra amnistía, significa olvido, o falto de memoria, de acuerdo al término griego “amnestia” del que deriva. Es un término de uso jurídico, que designa una facultad del Congreso, Parlamento o Poder Legislativo, según el país de que se trate de dictar leyes que perdonen ciertas conductas ilícitas, o infracciones, dando por finalizados los procesos en curso, o dejando sin efectos las condenas impuestas por sentencia judicial, de modo general, por circunstancias específicas, y por tiempo determinado, siendo impuestas en algunos casos, medidas de reparación.

La amnistía, no beneficia de personas determinadas, sino que borra la infracción o delito, por lo cual, quedan comprendidos en el beneficio todos los que lo cometieron, con efecto retroactivo, borrándose sus antecedentes penales, como si nunca hubieran realizado hecho ilícito alguno. En esto se diferencia del indulto, que se da para perdonar a un delincuente concreto, quien se libera de la condena, aunque sigue siendo culpable, y se otorga una vez dictada la sentencia.

La amnistía, aplicada por lo general en delitos políticos, tiene límites, impuestos por vía de la jurisprudencia, que no la permite en caso de delitos muy graves, como los crímenes de guerra, genocidios y cualquier otro tipo de violación importante de los derechos humanos, donde se considera que la impunidad es violatoria de los principios generales de justicia y equidad o no tenga un motivo real de beneficio social.

AI, es la sigla de un movimiento, llamado Amnistía Internacional, que, desde su fundación, el 1 de octubre de 1962, lucha por el respeto de los derechos que se encuentran reconocidos desde 1948, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y otros Tratados Internacionales, operando en más de 150 países y contando con alrededor de 7.000.000 de miembros. Realiza tareas de investigación, campañas de concientización y reclamos de justicia, ante las violaciones a todo tipo de derechos que se consideren graves.

En especial, se preocupa por liberar a presos que sufren condenas por el ejercicio de su libertad de conciencia y expresión, denunciar desapariciones forzadas, abolir la pena capital, legalizar el aborto, proteger a mujeres y niños, y otros sectores vulnerables.

La AI, recibió, en 1977, el Premio Nobel de la Paz y un año después, el de Derechos Humanos de ONU, por la campaña realizada contra las torturas. Sin embargo, también ha sido objeto de críticas, como la de la URSS que la acusó de realizar espionaje. A fines del siglo XX, realizó muchas campañas para proteger a los refugiados, víctimas de violación a los derechos humanos.