Concepto de miseria

Miseria es un vocablo de origen latino que significa desgracia o infortunio. Es aplicable el término a la extrema pobreza, que otorga a quien la padece la calidad de miserable, que también se le atribuye a quien teniendo los recursos necesarios para llevar una vida digna, no los gasta viviendo en condiciones degradantes. También se aplica a la carencia absoluta de otras cosas, distintas a los medios económicos, como cuando se dice eso es parte de la miseria humana, alegando falta de valores como la falta de afectos, de generosidad, o de caridad de alguien.

La miseria material es indigna a la condición humana, y es función del Estado tratar de que sus habitantes vivan en condiciones que los alejen de ella, procurándoles educación y trabajo, dos herramientas fundamentales para combatir este flagelo, que tiende a repetirse en forma generacional, ya que de padres que viven en una pobreza extrema nacerán niños que no podrán concurrir a colegios y no estarán preparados para salir de esa situación marginal en la que se hallan insertos como rehenes del sistema, ya que sin educación no podrán conseguir empleos que les proporcionen una mejor calidad de vida.

Las villas miseria o villas de emergencia en Argentina, expresión equivalente a las favelas de Brasil o a las callampas chilenas, albergan a estas personas sin recursos económicos, que se instalan en las periferias de importantes ciudades, en terrenos desocupados, no propios, donde construyen sus viviendas precarias, sin planificación.

Se habla de miseria para referirse además, a cosas, y no al ser humano. Así decimos por ejemplo, que el salario que recibimos es una miseria, o que el almuerzo que nos sirvieron por su poca cantidad y calidad resulta miserable.