Concepto de propaganda

Del latín “propagare” que significa difundir o multiplicar, la propaganda es un mensaje que tiene una finalidad de persuasión o convencimiento del público al que se dirige, que a veces puede ser a la población en general, y en otros casos a un sector particular.

Se utilizó en sus comienzos en la agricultura, luego en las guerras de conquistas, y a posterior lo usó la iglesia católica para imponerse al avance de las ideas protestantes. La aparición de la imprenta facilitó la propaganda, que a partir del siglo XVIII fue utilizada políticamente tanto por regímenes liberales como autoritarios.

El régimen nazi, utilizó la propaganda para lograr la adhesión del pueblo a su ideología totalitaria y a la adopción de costumbres que se consideraban típicas de la raza aria, a la par que fomentaba el odio a los judíos, usando para ello, desfiles, actos públicos y medios masivos de comunicación, entre los cuales se destacaron la radio y el cine.

De acuerdo a su contenido, existen entre otras, propagandas políticas, religiosas, literarias o sanitarias. Cuando las propagandas son comerciales, tendientes a promover el consumo de un bien o servicio, con finalidad de lucro, reciben el nombre de publicidades, siendo un valioso recurso de marketing.

Tanto las propagandas como las publicidades utilizan diversos medios de comunicación masiva, como carteles, murales, radio, televisión o Internet. Con estos recursos, y utilizando imágenes sugestivas y palabras convincentes intentan atrapar la opinión en favor del objeto o idea que se quiere imponer. No se exige que sean afirmaciones verdaderas, pues siempre se tratará de exagerar los atributos y ocultar los defectos, con el fin de convencer.