Concepto de ropa

Del vocablo germano “raupjan” que significa robar, en castellano la palabra ropa alude al conjunto de prendas que se usan para cubrir el cuerpo, que en la antigüedad eran codiciado objeto de saqueo. Pertenece a la misma familia de palabras que el vocablo robo. En italiano con “roba” se hace referencia no solo a lo que nosotros consideramos ropa, entendida como vestimenta o indumentaria, sino cualquier cosa mueble fungible.

No protegido naturalmente su cuerpo por pelaje, como otros animales, el hombre necesitó cubrir su cuerpo contra las inclemencias del tiempo, lo que hizo especialmente con pieles de los animales que cazaba, pero luego la indumentaria se convirtió en manifestación estética, confeccionada con telas diversas, como algodón, seda o lino, o con lana para abrigarse del frío. Muestra de gustos personales y objeto de la moda, en ciertos períodos históricos, los estilos de ropa, fue muestra del status social de quien lo portaba, por ejemplo, en el caso de la burguesía. Dentro de la ropa se incluye la ropa interior, que cubre las partes íntimas y el resto de prendas de vestir, como camisas, pantalones, faldas, vestidos, remeras, sacos, pulloveres, calzado, guantes, etcétera.

La Revolución Industrial dio un gran puntapié al florecimiento de la industria textil, pues el producto más reclamado a Europa desde las colonias americanas eran las telas.

Se habla de ropa de cama, para referirse a las sábanas, frazadas y acolchados que la cubren, con fines de protección, abrigo, higiene y decoración.

Cuando se dispara un arma de fuego cerca del cuerpo de la víctima, se dice que se hizo a quema ropa.