Concepto de taller

La palabra taller llegó al español desde el francés “atelier” idioma que a su vez lo tomó del latín “astella” con el significado de “astilla”. Un taller es un lugar de trabajo artesanal, aunque actualmente muchos están provistos de maquinarias, donde se crean o productos literarios, artísticos o de valor utilitario. Hay talleres de poesía, de pintura, de cerámica, de ropas o calzado. Algunos se dedican a las reparaciones como los talleres mecánicos de automóviles, naves, motos, bicicletas, de electrodomésticos, etcétera. Ejemplos: “Debo llevar mi automóvil al taller pues se averió el carburador” o “Iré a un taller de costura para poder hacerme mi propia vestimenta”. Los talleres de artesanos fueron el modo de producción típico hasta la Revolución Industrial, dirigidos por maestros que enseñaban su oficio a los discípulos, trabajando agremiados.

Concepto de taller

Dentro de una unidad fabril, el taller es la dependencia donde están las maquinarias para hacer tareas específicas, como por ejemplo en una fábrica automotriz, el taller dedicado al soldado de partes.

Los talleres se caracterizan por su practicidad y ejecución, así entre otros casos, en los centros de enseñanza, los talleres intentan plasmar en obras los conocimientos teóricos. Ejemplos: “Hemos organizado con los alumnos un taller de ciencias para que apliquen lo aprendido en las clases de Ciencias Naturales” o “En el taller pudimos aplicar al hacer los muebles, lo que aprendimos en las clases de Matemáticas y Geometría”. Las escuelas técnicas tienen varias horas de clases destinadas a diferentes talleres según la modalidad en que se especializan: talleres de electricidad, de carpintería, mecánicos, contables, etcétera, donde los alumnos ejecutan los trabajos, en general cooperativamente, practicando y aprendiendo, lo que luego, una vez graduados, harán en su trabajo como técnicos.