Concepto de voto

El origen de la palabra voto podemos hallarla en el latín “votum” a su vez procedente del verbo “vovere” con el significado de prometer de modo solemne algo frente a los dioses, u ofrendarlos, lo que convertía a la persona que hacía los votos, en devota.

O sea que originariamente los votos eran religiosos, por ejemplo, en el caso de las vírgenes vestales, ellas debían realizar votos de castidad y dedicarse a mantener encendido el fuego sagrado. En la actualidad también se usa este sentido de voto religioso, ya que monjas y sacerdotes hacen estos votos de mantenerse célibes. Este voto de castidad, junto al de pobreza y obediencia conforman los llamados votos monásticos, que tienen la finalidad de lograr que los religiosos puedan tener una vida espiritual lo más alejada posible de los placeres mundanos, y acercarse al ejemplo que fue la vida de Jesús. Temporalmente algunas congregaciones realizan votos de silencio, por ejemplo, durante una procesión.

Concepto de voto

Los contrayentes al celebrar su casamiento, también formulan votos, por los cuales se prometen amor y fidelidad, de allí también la palabra boda.

La incorporación del término voto al ámbito político, como expresión de la voluntad ciudadana, fue muy posterior, utilizándose en la Roma antigua la palabra “sufragium” o sufragio, que hoy se considera sinónima de voto. El voto o sufragio es la manifestación de la expresión del pueblo soberano que a partir de la instauración de las democracias modernas, elige mediante él a los gobernantes que ocuparán cargos electivos y periódicos. En Argentina, a partir de la Ley Sáenz Peña (ley 8871) de 1912 el voto tiene como características el ser secreto, obligatorio y universal. El voto cantado o expresado a viva voz que quita privacidad a la elección terminó con esta ley. En Uruguay subsistió el voto cantado hasta 1918. El voto obligatorio no es la práctica más común, siendo el voto facultativo el que predomina en Europa, y en varios países de América como Estados Unidos, Colombia, Nicaragua, Chile y Venezuela.

El voto es un acompañamiento, una adhesión que alguien hace a alguien o a su idea: “Voto por tu idea de ir de vacaciones a Europa” o “Le he dado a Juan mi voto de confianza para que sea el futuro gerente de la empresa”.