Concepto de anómalo

La palabra anómalo proviene del latín “anomălus”, y se usa para designar todo aquello que está fuera de lo que se considera como normal, ya sea en su aspecto o en su funcionamiento; es algo raro, no usual, en general, con connotación negativa; pudiendo responder a casos especiales pero que no alteran la esencia del objeto o sujeto, o su función (por ejemplo: este cachorrito es demasiado pequeño para su raza, es una anomalía pero su salud es excelente) como ser patológicas, por ejemplo, el síndrome de Down es causado por una anomalía cromosómica de tipo numérico.

La anomalía también puede referirse a objetos: “este aparato no funciona bien, la anomalía es de fabricación”. En Meteorología puede usarse para expresar por ejemplo “Este invierno es anómalo, la mayoría de los días hace calor”; pero su uso mas frecuente es en el campo médico, para referirse a trastornos orgánicos o funcionales, que pueden ser congénitos o adquiridos. Podemos hablar de anómalo en el ámbito médico ante cualquier comportamiento anormal del organismo en su estructura o función: epitelio anómalo, visión anómala, circulación anómala, etcétera. En Psiquiatría, se estudian las conductas anómalas para ver si encuadran dentro de una enfermedad mental, y poder así, tratarlas adecuadamente.

En el Arte (música, pintura, escultura) y en la Literatura lo anómalo puede ser positivo, pues tiende a innovar, y representa la imaginación llevada a su máxima expresión, manifestándose en forma rica y diferente. Artísticamente, lo anómalo (cuando es creativo) despierta interés, llama la atención y genera nuevas corrientes.