Concepto de aplomo

La palabra aplomo tiene dos acepciones, puede referirse a:

1. Una actitud humana de seguridad, tranquilidad y circunspección (actitud prudente, serena y decorosa). Ejemplo: “con gran aplomo pronunció el discurso, se nota que se trata de un hombre culto y bien preparado”, o “le comunicaron la gravedad de su enfermedad y lo soportó con aplomo y entereza”.

Quien posee el aplomo como cualidad, no se deja levar por sus impulsos, aún en situaciones límites o de mucha gravedad. En el mismo sentido, puede aplicarse a la naturaleza, como cuando decimos: “la tarde serena y aplomada invitaba a la reflexión”.

Como posicionamiento, con respecto a una superficie horizontal, la perpendicular a ella, que a su respecto conforma un ángulo recto, formando una línea vertical. En este sentido de verticalidad, también se aplica al ganado, especialmente equino, para determinar si efectivamente son verticales y alineadas las posiciones que adoptan sus miembros entre ellos, o en relación al piso, y al resto de su masa corpórea. Determinar si el animal posee aplomo sirve para saber si el peso del cuerpo podrá ser bien soportado, al estar parejamente distribuido, y en consecuencia, si sus movimientos serán ágiles.

Con respecto a los humanos, con aplomo se designa la línea que verticalmente, tomada la planta de los pies, como plano horizontal, atraviesa la zona del vientre, dividiendo el cuerpo en dos mitades idénticas.
2. Como segunda acepción se refiere a la plomada o instrumento, conformado por una cuerda que en su extremo contiene un peso (plomada) que se utiliza para establecer la verticalidad de algo, por ejemplo de una construcción.