Concepto de eje

La palabra eje, es un sustantivo que remonta su origen etimológico al latín “axis” que se usaba para nombrar a la barra, que, en las carretas, unía a las ruedas; y posteriormente pasó a hacer referencia también a la línea imaginaria que recorre los polos terrestres, conocido como eje terrestre.
En Anatomía hay un hueso, llamado “axis” respetando el término latino, que nombra a la segunda vértebra cervical que tiene la función de posibilitar que el cuello rote en sentido lateral. Además, tenemos el eje cerebro-espinal o neuroeje, que se encuentra en el conducto óseo cráneo-raquídeo, que tiene un formato de tallo alargado presentando en su parte superior, un engrosamiento. Está formado por la médula espinal y por el encéfalo, y protegido por las meninges, que son unas cubiertas membranosas.

En un cuerpo giratorio, el eje es la pieza cilíndrica que lo atraviesa por su centro, y le permite realizar el movimiento rotatorio.

El eje de simetría, en Geometría, puede ser plano, cuando divide a una figura en dos partes, siendo sus puntos simétricos equidistantes con respecto al eje; o puede ser axial, siendo en este caso una línea, que pasa por el centro del objeto, que permite que no observemos alteraciones al rotar sobre ella una figura geométrica.
Un sistema de coordenadas o plano de coordenadas, conocido desde antiguo pero precisado por René Descartes, permite mostrar puntos y rectas de modo gráfico, sirviendo para interpretar conceptos algebraicos y describir relaciones, para ser apreciadas de modo visual. Está formado por dos ejes que se cruzan formando cuatro ángulos rectos ; uno horizontal y otro vertical.

Psicológicamente, “estar en eje” es una expresión que indica que una persona se encuentra en equilibrio emocional. Cuando alguien se desborda y deja de actuar con prudencia, se desestabiliza y desencaja, se dice que se ha salido de su eje, por ejemplo: “El aplomo de mi madre es admirable, siempre está en su eje aunque los problemas sean graves” o “El empleado se salió de su eje cuando el jefe lo insultó, y le dio un golpe de puño”.

En lo político, las Potencias del Eje fueron aquellos países que coincidían ideológicamente y que lograron una alianza en la Segunda Guerra Mundial, a través de un Pacto Tripartito entre la Alemania nazi, el imperio japonés y el reino de Italia, siendo países socios, Bulgaria, Hungría y Rumania. Sus opositores, con quienes se enfrentaron en una cruenta guerra, fueron los Aliados.

Se conoció como “eje del mal” en alusión a lo anterior, a aquellos Estados que apoyan al terrorismo internacional. Esta denominación fue usada por el presidente estadounidense George W Bush en el año 2002.