Concepto de aporte

Aporte es la acción y también el resultado del verbo aportar, que procede del vocablo latino “apportare”, integrado por el prefijo “ad”, en el sentido de “hacia” y por “portare” que puede traducirse como “portar” o “llevar”.

Un aporte es algo material o inmaterial que se entrega para contribuir a la consecución de un logro, personal o grupal. Los aportes pueden ser suficientes, cuando alcanzan, considerados en conjunto, para conseguir el fin deseado, o insuficientes, cuando no logran el propósito.

Ejemplos: “Estas píldoras le darán a mi cuerpo un gran aporte vitamínico”, “He hecho un gran aporte a la Biblioteca de mi barrio, donándole varios de mis libros”, “Fui para mi madre un gran aporte espiritual, cuando quedó viuda”, “Las lluvias, con su aporte, hicieron que las aguas del río crecieran en su nivel”, “Tu aporte al grupo de estudios fue mínimo, viniste pocas veces y trajiste poca información”, “Los aportes que reunimos para que el paciente pueda viajar al exterior a curarse, aun no alcanzan, debemos intensificar la campaña solidaria”, “Me pidieron que realice un aporte para la colecta solidaria que se realiza para ayudar a los inundados del norte de mi país” o “Albert Einstein ha hecho un enorme aporte a la ciencia”.

Algunos aportes específicos

Aportes nutricionales

Los alimentos proporcionan al organismo energía, hidratos de carbono, vitaminas, proteínas, minerales y fibras, siendo un aporte fundamental para cumplir las necesidades vitales, aunque no todos reúnen las condiciones necesarias para ser considerados esenciales. Por ejemplo, las frutas y verduras nos dan aportes esenciales, mientras que el azúcar, la sal y las harinas refinadas, no aportan nada saludable. En algunos casos, y bajo supervisión médica, se recomienda realizar aportes vitamínicos en forma de suplementos dietarios, si la ingesta es insuficiente, o el paciente sufre de alguna enfermedad o se encuentra convaleciente.

Aportes previsionales

En los sistemas de seguridad social contributivos, son las sumas de dinero que empleadores y trabajadores depositan mensualmente, proporcionales al salario del trabajador, para que éste pueda recibir una remuneración mensual en concepto de jubilación, cuando cumpla los años de servicios y de edad, exigidos por la ley.
Los trabajadores autónomos también realizan aportes en dinero ya sea a Cajas Previsionales públicas o privadas, para poder cobrar en el futuro su haber jubilatorio.

Aportes societarios

Dependiendo del tipo de sociedad de que se trate, los socios, en pos de la consecución del fin propuesto, se obligan a aportar bienes y/o a realizar servicios, para luego dividirse lo que ganen o soportar las pérdidas empresariales.