Concepto de Obra Social

La Constitución de la Nación Argentina en su artículo 14 bis, tercer párrafo, garantiza los derechos a la seguridad social. Entre ellos la cobertura médica, en cuanto a la prestación profesional y de medicamentos de los trabajadores es cubierta por las obras sociales, entidades con autonomía financiera y administrativa, conquista lograda gracias a la lucha sindical, que se financian con los aportes de los empleados (3 % de su sueldo bruto) y de sus empleadores (6 % del sueldo bruto del empleado) estando asegurada la cobertura de gastos, totales o parciales para el trabajador y su familia a cargo (cónyuge o conviviente si no cuenta con obra social propia e hijos menores, o hasta los 25 o 27 años, según la obras social si siguen estudiando y no trabajan) en caso de sufrir enfermedades o accidentes. A estas prestaciones iniciales, se les añadieron otras como el turismo y la vivienda, que otorgan facilidades, tarifas módicas y hasta créditos para sus afiliados. Los aportes son solidarios.

La obra del peronismo fue grande en el nacimiento y progreso de los derechos de los trabajadores siendo la obra social parte de esos reconocimientos. Durante el menemismo, que implementó medidas neoliberales en la década de 1990, se flexibilizó la posibilidad de elección de la obra social, período que se corresponde con el auge de la ola de privatizaciones reinante, con lo cual la medicina prepaga, a cargo de empresas privadas, se convierte en una interesante opción, que debió soportar la profunda crisis de 2001. Si alguien que tiene obra social quiere derivar sus aportes a una prepaga, puede hacerlo, pagando la diferencia de cuota si fuera necesario, pues hoy coexisten las obras sociales con las prepagas, que tienen coberturas diferenciales de acuerdo a lo que cada afiliado aporte, pues no son solidarias. Tanto las prepagas como las obras sociales deben cubrir obligatoriamente ciertas prestaciones consideradas básicas, y añadiendo las complementarias que deseen o puedan satisfacer. En las prepagas cuanto más alta es la cuota más serán los beneficios, especialmente en lo que respecta a la hotelería, en caso de internación, y a la cobertura de honorarios médicos, estudios, intervenciones quirúrgicas y medicamentos.