Concepto de aurora

La palabra aurora posee una raíz etimológica indoeuropea, proviniendo de “aus” que aludía al brillo y luminosidad que el sol naciente imprimía al día. De allí pasó al latín como aurora para designar al amanecer, y así llegó sin variantes al español.

Aurora, era entre los dioses romanos, la que encarnaba el amanecer, siendo sus hermanos, el sol y la luna. Se representaba como una hermosa dama que volaba anunciando la llegada del sol, triste, recordando a uno de sus hijos asesinados, siendo sus lágrimas las que ocasionaban el rocío matutino.

Concepto de aurora

La aurora boreal es una luminosidad de tinte rojizo, producido por la liberación energética que se produce al chocar las cargas eléctricas que trae el viento solar con la superficie terrestre, lo que puede apreciarse por las noches más frías en el hemisferio norte (“bóreas” significa norte), generalmente en los meses de enero y febrero. En el hemisferio sur se la llama aurora austral.

Es también un nombre femenino, que lo han llevado varias mujeres famosas, como las escritoras, Aurora Venturini (argentina), Aurore Dupin (francesa), Aurora Bertrana (española) y Aurora Cáceres (peruana).

“La canción a la bandera”, en Argentina, se usa en forma de saludo y homenaje a la enseña patria, habiendo sido tomada de la primera ópera nacional, denominada “Aurora”, autoría de Héctor Panizza, en su música.

Panizza fue un compositor y director de orquesta que nació en Buenos aires el 12 de agosto de 1875 y falleció en Milán el 27 de noviembre de 1967. La ópera estaba escrita en italiano, y fue traducida al castellano en 1945. La letra pertenece a Héctor Quesada y Luis Illica. En esta ópera, Aurora es el nombre de una mujer, hija de un jefe español enamorada de un independentista, terminando el romance con la muerte de la joven, lo que se conjuga poéticamente con el presagio del comienzo (aurora) de la revolución de mayo de 1810.