Concepto de condiciones

La palabra condiciones tiene varios significados. Se dice que alguien tiene condiciones como sinónimo de aptitudes, o sea, capacidades innatas para realizar determinadas actividades artísticas, físicas o intelectuales. Así se dice tiene condiciones para ser médico, o tiene condiciones de pianista o de futbolista, etcétera. Éstas serían las condiciones innatas, pero también las condiciones pueden adquirirse con estudio, dedicación, práctica y esfuerzo. Por ejemplo se dice que un cirujano adquirió sus condiciones luego de profundas especializaciones..

Se habla también de condiciones meteorológicas como las características que presenta el tiempo meteorológico en determinadas circunstancias. Por ejemplo “Al momento del choque automotor las condiciones meteorológicas era normales”, si por ejemplo no había ni lluvias ni tormentas. En este sentido también se habla de “Estaban dadas las condiciones dadas para aprobar el examen”, como los requisitos necesarios para obtener el resultado: Haber estudiado, haberse constituido la mesa examinadora con profesores responsables y de exigencia normal, haber llegado en horario, etcétera.

En el sentido de requisitos también se habla de condiciones por ejemplo, a los requerimientos que se necesitan para acceder a un préstamo, o de las condiciones de admisibilidad de un empleo o a una casa de estudios. Pueden ser condiciones generales (para todos) o particulares (para situaciones especiales, por ejemplo para acceder a ciertos puestos de trabajo especializados).

En Derecho se denominan condiciones a los sucesos futuros de dudoso acaecimiento del que se hacen depender el nacimiento o la extinción de relaciones jurídicas. En el primer caso se habla de condiciones suspensivas (“Te abonaré un premio si apruebas el examen”) y en el segundo, de condiciones resolutorias (“Te costearé la carrera hasta que egreses”). Las condiciones imposibles no son admisibles, y las que seguro sucederán se denominan plazos, y no condiciones.

También se emplea como modos o formas, así se habla de condiciones de trabajo (buenas, malas, dignas, indignas) o de condiciones de aseo (óptimo o no), entre otras.