Concepto de consistencia

La consistencia es una cualidad o propiedad de las cosas que las hace resistentes, sólidas, espesas, confiables, certeras y/o perdurables, según sea el objeto material o inmaterial sobre el que se aplique este atributo.

Cunado las partículas de una sustancia adquieren mayor cohesión, se dice que obtiene consistencia. Por ejemplo: “si agregas harina a la masa, te quedará con mayor consistencia”, o “no puedes estirar la masa pues tiene consistencia chirle, debes lograr una consistencia más dura o espesa”.

Aplicada a los suelos, la consistencia, alude a que se hallen firmes, que sean resistentes, y no proclives a deformaciones o rupturas. En suelos mojados se determina para evaluar su consistencia; la adhesividad con respecto a otros materiales y si presentan plasticidad, al cambiar de forma por presión, y mantenerla si desaparece la misma.

Referida a discursos, textos, investigaciones o argumentos, se dice que ellos son consistentes cuando no presentan contradicciones lógicas, y se basan en argumentos sólidos y demostrables, por ejemplo: “tu apología sobre los beneficios del conductismo en educación es sumamente inconsistente, la experiencia ha demostrado que solo es consistente el conductismo en adiestramiento animal”. Un razonamiento consistente surge cuando se obtiene una conclusión de premisas verdaderas. La consistencia en este caso da valor a lo expresado o expuesto, que resulta más confiable, certero y creíble.

En el campo contable, los datos incluidos en los registros adquirirán consistencia si están respaldados por la correspondiente documentación que los certifique. En el ámbito jurídico los reclamos de los actores tendrán consistencia, si se basan en pruebas y se sustentan en normas legales vigentes.