Concepto de crema

Del latín “chrisma” y del galo “crama” pasó este vocablo al francés como “crême” y de allí al español como crema, para nombrar la sustancia grasa que posee la leche, no desgrasada, conocida como nata. La crema de la leche se observa en su superficie, destacándose del resto del contenido, y es por ello que en la sociedad la crema de la misma, son sus miembros más distinguidos. Ejemplo: “a la fiesta de la hija del empresario asistió la crema de la sociedad local, todo se veía de una elegancia extrema”.

Concepto de crema

Las cremas usadas en gastronomía se preparan con leche y huevos. Son comunes en facturas, tortas y postres; y también hay sopas con consistencia cremosa, o sea espesadas con crema de leche, como sopa crema de tomates o sopa crema de puerros o arvejas. Un tipo de crema muy conocida es la chantilly, que se prepara batiendo crema de leche con azúcar, para darle sabor además de consistencia.

Ejemplos: "Me gusta mucho la crema de maní", "Quero que mi torta esté decorada con crema" o "Las frutillas con cremas son mi postre favorito".

El color crema es un tono claro que es una mezcla de blanco, beige y amarillo claro, parecido al de la crema pastelera. Por ejemplo: “Mi casa está pintada de color crema, pues combina bien con cualquier color de muebles” o "Agrégale otro tono más vibrante a tu dibujo, ya que está todo en color crema".

En la industria farmacéutica y en cosmetología, las cremas se elaboran con bastante agua (entre el 60 y el 80 % de su contenido) dando lugar a preparados semisólidos homogéneos de aplicación externa, por ejemplo cremas hidratantes, cremas depilatorias o cremas antimicóticas. Ejemplo: "Me dijo el médico que me pase una crema hidratante luego de xpponerme al sol" o "No encontré de este producto antimicótico su presentación en crema, solo en gel". La diferencia entre las cremas y las pomadas, es que estas últimas, también conocidas como ungüentos, no llevan agua en su preparación.

En Gramática la crema o también llamada diéresis, es un signo diacrítico que consta de dos puntos que se colocan encima de la letra "u" en el idioma español para lograr que sea pronunciada en los casos que en general no se lo hace, o sea cuando se forma la sílaba “gue” o “gui” por ejemplo, cigüeña o pingüino.