Concepto de huella

Definición

La palabra huella alude al resultado de la acción de hollar, verbo que procede etimológicamente del latín “fullare” con el significado de dejar marcas con las pisadas humanas o de animales. Ejemplos: “Estas huellas muestran que por aquí pasaron muchos animales corpulentos”. “En las arena las huellas de quienes pasan se borra con facilidad”, “las huellas son de pies pequeños de niño” o “Cuanto más peso tenga la superficie que se apoya en el suelo, más profunda será la huella”. También dejan huella o marcas sobre el suelo muchas veces, cualquier objeto que se apoya en él, como por ejemplo, un automóvil, un carro, una bicicleta o un mueble.

Concepto de huella

En el ámbito policial y del Derecho Penal

Por extensión se aplica a cualquier tipo de marcas, siendo en el campo policial y jurídico penal, importantísimas como prueba de quien cometió un acto ilícito. Si bien pueden existir huellas dejadas por los pies del agresor que pueden servir para apreciar el tamaño y el tipo de calzado que usaba en el momento del hecho, las que son muy eficaces son las huellas dactilares que pudieran recogerse, ya que ellas son propias de cada sujeto y delatan sin dudas la autoría, si se hallan por ejemplo en el arma utilizada. Por supuesto que estas huellas para servir a tales efectos deben cotejarse con las del presunto autor, y para ello hay que encontrarlo o que figuren dichas huellas registradas tal vez por haber cometido previamente otro delito.

Huellas inmateriales

También se aplica a impresiones que se graban en nuestro corazón y nuestra mente de modo inmaterial pero con absoluta incidencia en nuestra personalidad y que nos acompañan de por vida, pudiendo incluso marcar generaciones o toda una cultura. Ejemplo: “La muerte de mi madre a una edad tan temprana, dejó una huella de dolor en mi existencia que no se borrará nunca” o “La sabiduría y la ética de los filósofos griegos dejó una huella imborrable en la cultura occidental”.

En Ecología

Las huellas ecológicas son un índice que sirve para medir el impacto ambiental que se produce en una zona a causa de la actividad del hombre sobre los recursos, y la capacidad de éstos para regenerarse.