Concepto de intervalo

Originado en el vocablo latino “intervallum”, formado por “inter” que significa entre y “vallum” (valla o defensa), pasó a significar el espacio que existe entre dos ubicaciones o entre dos períodos de tiempo: “Cada seis cuadras edificadas, se ha hecho un intervalo para construir espacios verdes” o “Iré a comer en el intervalo”, respectivamente.

Puede aplicarse en ámbitos muy diversos: En Derecho, Geografía, Meteorología, Matemática o Música.

En el antiguo Derecho Romano se conocía como intervalo lúcido el período de remisión de la locura donde el demente podía actuar por sí solo prescindiendo de su curador. Actualmente una vez que se nombra curador, ya no se le permite al curado actuar por sí solo, ya que los intervalos donde la enfermedad parece no existir, solo son manifestaciones de la misma enfermedad, y no importan la curación del enfermo.

En Música es un intervalo la diferencia que se registra en la altura o frecuencia de dos sonidos musicales, medido en grados o tonos. Se clasifican en aumentados, disminuidos, simples, compuestos o complementarios.

En representaciones musicales, teatrales, de danzas, etcétera se acostumbra hacer un intervalo entre los diferentes actos, espacio de tiempo donde se baja el telón, y que se usa para cambiar decorados o atuendos.

En Matemática dados dos números reales, se denomina intervalo al conjunto de números ubicados entre ellos. Los intervalos pueden ser abiertos si lo forman números mayores que el primero y menores que el último dado. Pueden ser cerrados si lo integran números iguales o mayores que el primero, e iguales o menores que el último.