Concepto de lucero

La palabra lucero es de origen latino y su significado es “transportar la luz” referido en general al luminoso planeta Venus, llamado así en homenaje a la diosa romana Venus, divinidad del amor.

Es el segundo planeta en orden de ubicación contado desde el Sol, después de Mercurio, y se lo denomina “lucero del alba” pues en ocasiones suele divisárselo en ciertos meses, en el firmamento, cuando amanece; aunque también y más frecuentemente, su visualización ocurre al anochecer, denominándose en este último caso, “lucero vespertino”. En la antigüedad se creía que eran dos astros diferentes. El lucero del alba inspiró a escritores y compositores musicales. Tiene gran uso metafórico: “Tus ojos brillan como luceros” o “Tu presencia es un lucero en mi vida” y en todos aquellos casos en que quiera aludirse al esplendor de algo o alguien.

Por extensión se llama lucero a cualquier astro que se muestre grande y con gran brillo.

Es también en los animales cuadrúpedos, especialmente en los caballos, el lunar o pinta que algunos poseen en su frente.

Es un barrio, el número 103, de la ciudad de Madrid (España).

A partir del siglo XX también fueron conocidos como luceros del alba aquellas mazas de armas sostenidas por un palo, con cabeza esférica, de las que se desprenden púas o pinchos.

Es además un nombre o apellido de persona, como el del obispo español, Juan Lucero (apellido) nacido en Salamanca, en el año 1362, o el de una actriz y cantante mexicana Lucero, nacida en 1969, usado aquí como nombre (Lucero Hogaza León).