Concepto de recio

La palabra recio puede provenir del latín «rigescere» o «rigidus» y su significado es el de fuerte, robusto, grueso, gordo o vigoroso, aplicado a las personas o a las cosas, en cuanto a su contextura física o materia, en un todo en sus partes. Así hablamos de hombres recios, pero también de brazos recios o de mirada recia.

Se aplica también al carácter de las personas cuando es poco amistoso o simpático, y más bien duro e indomable. Es más típico del género masculino (aunque no exclusivo, hay mujeres recias, por ejemplo las boxeadoras) y de aquellos que habitan lugares agrestes y alejados de las zonas urbanas. Era una característica típica de los gauchos e indios, acostumbrados a las penurias y privaciones (el libro “Martín Fierro” de José Hernández caracteriza al personaje como un gaucho recio en su actitud y su lenguaje) aunque también puede usarse ante la reacción de alguien enojado: “El padre le habló muy recio a su hijo» o «El maestro trató recio a su alumno, por molestar a un compañero”.

También a alguien que es veloz e impetuoso se le aplica este calificativo, que se aplica especialmente a los animales vigorosos: “Este caballo es muy recio” por ejemplo.

En materia climática, se aplica a los duros inviernos o a los insoportables temporales que son muy difíciles y peligrosos. Decimos “Arreció el temporal” o “El invierno este año está muy recio”.

Es frecuente el empleo de esta palabra para describir situaciones de peligro extremo, como por ejemplo cuando se dice: “El recio combate, amenazaba con dejar cientos de pérdidas humnanas” o «Entre la policía y los malhechores se produjo un recio tiroteo».

En Economía, las crisis globales o personales cuando son intensas pueden ser llamadas recias: «La crisis económica de 1929, fue intensamente recia».

En Literatura, «Un corazón tan recio» es una novela de la escritora argentina Alicia Dujovne Ortiz, que fue publicado en el año 2011, donde aborda temáticas de intolerancia y racismo.

Como es una palabra homónima, hay otro significado para recio, al provenir del «rhaetius». En este sentido, se aplica a los pobladores de una antigua provincia romana, llamada Recia., con capital en la actual ciudad de Augsburgo, en Alemania. En ese entonces, la provincia Recia, abarcaba desde el lago de Constanza (que hoy rodean Alemania, Suiza y Austria) hasta el río Eno, uno de los afluentes más importantes del Danubio. se dividió en una parte norte y otra sur.

Buscar otro concepto