Concepto de maraña

El origen de la palabra maraña es incierto, y su significado es el de enredo, que tanto puede ser de cosas tangibles, como lana, pelos, hilos, cables, como de ideas o hechos, que al entrecruzarse conforman un todo confuso. Por ejemplo, utilizamos esta palabra cuando decimos “tu cabello está tan desordenado y revuelto que se formó una maraña imposible de peinar”, o “al destejer el pulóver, se ha enredado la lana de tal modo que se produjo una maraña” o “estudié tantas fechas y hechos históricos que en mi cabeza se formó una maraña inentendible”.

Hay personas que complican tanto los hechos, añadiéndoles mentiras, que los tornan confusos, a veces en forma intencional para lograr ciertos propósitos, por ejemplo: “el imputado relató los hechos tan enmarañadamente que el Juez quedó desconcertado”, “complicó y enmarañó el negocio para confundir al cliente y estafarlo”.

También las plantas pueden al estar cercanas, entrecruzar sus ramas, y en algunos casos puede esto obstaculizar el paso, pues arman una espesura.

La parte externa de los capullos de seda, producidos por los gusanos de seda, está formada por hebras entrelazadas y enredadas que conforman una maraña.

Geográficamente, la pequeña localidad de Maraña está situada en España, por encima de la provincia de León, a unos 100 kilómetros de su capital.

Existe un arbusto de zonas cálidas, achaparrado y similar a la encina, cuyo nombre científico es Quercus coccifera, que vulgarmente se conoce como coscoja, pero que también suele llamarse maraña, pues sus ramas es común que se entrelacen y hagan que la zona donde se encuentren resulte impenetrable.