Concepto de pieza

La palabra pieza se originó en el latín “petium”, a su vez tomada de la lengua celta, con el significado de “pedazo” aplicado sobre todo a las parcelas de tierra y luego extendido su uso a cualquier porción o parte de un todo, pero que cumple a su vez, una función por sí misma. Por ejemplo, una pieza dental es cualquiera de los dientes y muelas que conforman la dentadura, una pieza de dinero es una moneda o billete, una pieza de metal es un trozo separado del mismo. En igual sentido hablamos de una pieza de pan, de una pieza del juego refiriéndonos a una ficha o cualquier otro elemento que lo compone, de una pieza de tela, etcétera.

Concepto de pieza

Cuando se construye una máquina, se le colocan varias partes o elementos para que cada una realice un aporte a su funcionamiento, que considerados en forma individual se denominan piezas. Así, un automóvil por ejemplo, se integra con muchas piezas, entre ellas, el motor, el acelerador, los amortiguadores, la batería, la bocina, la caja de cambios, el depósito de combustible, el carburador, etcétera.

En una vivienda, las piezas son cada uno de los compartimentos que se destinan a un determinado fin, usándose en este caso como sinónimo de habitaciones, aunque en sentido más restringido las piezas o habitaciones suelen ser el nombre con los que se menciona a los dormitorios. Por ejemplo: “Mi casa tiene varias piezas: Dos dormitorios, living, comedor, cocina, baño y garaje” o “Mi habitación es un caos, soy muy desordenado, y ni tiendo la cama”.

En el ámbito policial, las piezas, son los elementos que se van reuniendo para investigar y esclarecer un delito: “Encontré, el arma asesina, que es la pieza clave, para completar la escena del crimen”.

Una canción, en música, recibe el nombre de pieza, al igual que cada obra de teatro. Ejemplo: “Fui al recital y fue un deleite oír la interpretación tan brillante de cada pieza musical”.