Concepto de mecha

La palabra mecha, llegó al español, desde el francés “mèche”, y designa una cuerda retorcida o cinta tejida, que se prepara para ser encendida, y arder, lo que es empleado tanto en velas, bujías, mecheros o encendedores, como en explosivos.

Ejemplos: “Enciende la mecha de la lámpara pues no veo nada en esta pieza oscura” o “La vela no tiene su mecha, así que será imposible prenderla”.

En los mecheros más antiguos, se reconocían, dentro de su estructura, un tubo, en general de latón, cuyo diámetro era de unos nueve milímetros, y dentro de él se colocaba una mecha de algodón. Como complemento, había otro tubo paralelo que producía la chispa, encendiendo la mecha, tras mover el dedo sobre una rueda estriada, que accionaba el mecanismo. Luego, consistieron en un tubo de almacenamiento del combustible, produciéndose la chispa por roce contra una piedra, y el consiguiente encendido de la mecha, un poco más pequeñas que las primitivas. Los más modernos, reemplazan la piedra por un sistema piezoeléctrico.

Hay diversas clases de mechas. Entre las que se usan en iluminación, están las cuadrilongas, que son totalmente de algodón, con filamentos gruesos y formato cuadrado. Su uso es especialmente en ceremoniales religiosos, ya sea en procesiones y cirios pascuales, aunque también se usan las mechas torcidas. En las bujías, las mechas son trenzadas.

En los explosivos, hay mechas rápidas, para voladuras, y lentas. En estas últimas, el núcleo de pólvora negra, está rodeado, de capas de material impermeable, produciéndose la combustión lenta de la mecha, transmitiéndose el fuego uniformemente, a razón de dos minutos por metro lineal. Su uso es frecuente en minería.

En Náutica, la mecha es la pieza principal de un palo macho. Sobre la mecha se adaptan otras piezas, para el refuerzo y la forma conveniente.

En las herramientas mecánicas, como, por ejemplo, el taladro, se llama mecha (en Argentina, Venezuela y Uruguay) o broca, en otros países, a una pieza mecánica de corte, que se le adiciona, para crear sobre ciertos materiales, orificios de formato circular.

En ciencia ficción, un meca o meka, es un enorme vehículo, que posee brazos y/o piernas móviles, parecido a un robot, pero que se diferencia, en que está controlado por pilotos, uno o más.

También se conoce como mecha, a un grupo de cabello que se toman en forma grupal, por ejemplo: “Mi madre me trenzó una mecha de cabello” o “El muchacho le tomó a su compañero de una cuántas mechas y le dio un fuerte tirón, pues estaba enojado”.