Concepto de candil

Candil es un vocablo que se originó en el latín “candela”, a su vez, tomado el término del verbo “candere”, en el sentido de brillar o inflamar. Pasó al griego como “kandele” y de allí al árabe como “qandil”, para arribar finalmente a nuestro idioma.

Un candil es un objeto, de antiguo uso, tanto en el ámbito doméstico como en espacios públicos y para celebraciones y ritos funerarios, fabricado en materiales diversos (arcilla, cobre, bronce, hojalata, plata) cuyo objetivo es alumbrar o iluminar, datando los primeros conocidos, del siglo X antes de nuestra era, muchos de los cuáles tenían formas del aparato reproductor, los que fueron perfeccionándose, hasta aparecer los candiles de metal, colgantes, contando para ello con una varilla de hierro. Se caracterizaban por su pico alargado, de donde salía la punta de la mecha, que se encendía para alumbrar, conteniendo dentro, una candileja, donde se colocaba el aceite, que era especialmente el de oliva.

En el año 1780, el físico suizo, Aimé Argand patentó la lámpara que lleva su nombre, que consistía en una mecha cilíndrica, acompañada de tubos de metal concéntricos que expandían la luz, usando como combustible aceite de ballena. Como esta iluminación era mucho más potente que los candiles, los reemplazaron; pero, a su vez la lámpara de Argand o quinqué fue sustituida por la de queroseno, y ésta por las eléctricas.

En Botánica

Una especie botánica, de la familia de las Aráceas, es la Arisarum simorrhinum Durieu, hierba perenne, de suelos arcillosos, y clima templado, conocida vulgarmente como candil o candileja, a la que podemos hallar en el noreste africano, en el sur de Francia y en España. Se le atribuye a su raíz efectos diuréticos; y sus hojas, aplicadas en forma de emplastos, podrían ser eficaces para curar heridas; su ingesta puede causar intoxicaciones.

También de la familia de las Aráceas, otra planta herbácea, conocida como candil, es la Arisarum vulgare, oriunda de los continentes europeo y asiático. Sus frutos son cápsulas verdosas. Tiene propiedades laxantes, diuréticas, cicatrizantes y afrodisíacas. Su uso solo es recomendable en forma de cataplasmas, pues su uso interno puede ser tóxico.

En Zoología

Los candiles son peces de mares tropicales y de aguas profundas, de ojos muy grandes, hábitos nocturnos y tono rojo plateado, que pertenecen al orden Beryciformes, y poseen espinas venenosas.