Concepto de versátil

Versatilis es la palabra latina de la que procede el concepto versátil que, a día de hoy, utilizamos para definir a toda aquella persona que tiene la capacidad de adaptarse con mucha facilidad a cualquier situación o actividad. Así, por ejemplo, en el campo del ámbito laboral se considera que un trabajador es versátil si puede desempeñar con la misma eficiencia y eficacia diferentes puestos de trabajo.

Una acepción esta que lleva a que dicho adjetivo sea muy utilizado en el mundo deportivo y, en concreto, en el futbolístico. Y es que, sirviendo de muestra, se dice que “El jugador del Barcelona David Villa es muy versátil porque puede jugar tanto en las bandas, como de delantero o en posición de media punta”.

En este caso, el concepto de versátil, que también es aplicable a objetos, es usado como sinónimo de polivalente lo que lleva aparejado, sin duda alguna, un matiz positivo. Sin embargo, dicho término también tiene un significado despectivo o negativo con el que se intenta desprestigiar a una persona.

Esa variante a la que nos referimos queda patente cuando el adjetivo que nos ocupa es utilizado para exponer que alguien es voluble o chaquetero. En concreto, podría servir para describir a quienes cambian de ideales políticos y se marchan de una formación a otra según ciertos intereses.

Un tercer significado es el que se le da a dicho término en el ámbito de la Zoología. En este viene a definir a los dedos de las patas de un ave que se caracterizan porque pueden moverse y girarse hacia un lado u otro según desee el citado animal.