Concepto de conjunción

El origen etimológico de la palabra conjunción, la hallamos en el vocablo latino “cumyungo” integrada por “cum” que significa “con” y “jungo” que puede traducirse como juntar.

En un discurso, las conjunciones, que son invariables en género y número, son nexos que se usan para juntar, enlazar o unir palabras u oraciones. Las palabras o grupos de ellas que se unen mediante conjunciones poseen idéntico nivel sintáctico, pues las conjunciones son en general, coordinantes:

Puede tratarse de dos sustantivos, de dos verbos, de dos complementos directos, etcétera. Las conjunciones coordinantes, son las siguientes: 1. Conjunciones copulativas (“y”, “e”, “que” y “ni”) 2. Conjunciones disyuntivas (“o”, “u”, “bien”, “ya”, “ora”, “sea”) 3. Conjunciones adversativas: “pero”, “mas”, “aunque”, “sin embargo”, “antes bien”, “no obstante”, “empero”, “sino que” 4. Conjunciones ilativas (expresan una consecuencia de lo antes expresado): “así pues”, “luego”, “por consiguiente”.

Como podemos observar las conjunciones pueden contar con una sola letra o palabra (conjunciones simples): “Juan salió temprano y María más tarde” o estar formadas por dos o más palabras (conjunciones compuestas): “Fuimos a su casa aun cuando no somos bien recibidos”.

En las oraciones compuestas pueden cumplir la función de subordinar una cláusula a otra. Se llaman conjunciones subordinantes y pueden ser 1. Causales (éstas pueden también actuar, según el caso, como conjunciones coordinadas) 2. Concesivas, 3. Comparativas, 4. Consecutivas (pueden funcionar también como coordinadas) 5. Condicionales, 6. Temporales o 7. Dubitativas. Son ejemplos de ellas: “donde” “primero que” “de modo que” “para que” etcétera.

Algunos casos pueden generar confusiones: “mas” es conjunción: “Marcos es bueno, mas Pedro no tanto”; pero “más” funciona como adverbio: “Deseo más postre”. Por otra parte, “si” es conjunción y “sí” afirmativo, es adverbio.