Concepto de ensayo

La palabra ensayo tiene varios significados. Se habla de ensayar cuando se practica antes de una representación pública, como por ejemplo, un discurso, una obra teatral, un espectáculo de danza o canto, etcétera, para pulir los errores y que el día de la presentación salga con más perfección.

Se dice que se aprende por ensayo y error cuando la persona trata de resolver situaciones problemáticas, y va tanteando posibles soluciones hasta hallar la correcta.

También puede realizarse ensayo de la resistencia de ciertos materiales, para evitar futuros accidentes al empleárselos en la fabricación de objetos.

En química, se denomina tubo de ensayo, a un tubo de vidrio con uno de sus extremos abierto, usado en los laboratorios con fines experimentales, muchas veces para realizar reacciones químicas.

En Literatura, un ensayo es una exposición libre, de lectura ágil, persuasiva y subjetiva, sobre un tema cualquiera (histórico, religioso, filosófico, político o científico) generalmente breve y sencillo, sin sistematización, destinado a un público amplio y no especializado, al que se intenta convencer del punto de vista de su autor. Es una exposición de ideas, planteada con recursos literarios.

Aunque no tiene una estructura fija, consta en general de una introducción donde el tema es presentado, tratando de precisar su contenido (como lo ve el autor) y la importancia que posee. Luego se trata de defender una postura (tesis) pudiendo aportar las fuentes que sustenten la posición (opiniones de otros autores, por ejemplo) para llegar finalmente a la conclusión, de tipo personal.

El primero en usar el término ensayo fue el escritor francés, Miguel de Montaigne, que vivió entre los años 1533 y 1592.