Concepto de enunciado

La palabra enunciado se deriva del verbo enunciar, siendo su participio pasivo. El verbo latino que lo originó era “enuntiare”, compuesto por el prefijo “ex” que luego mutó a “en” y posteriormente a “e” que significa “sacar” o “colocar fuera” y por “nuntiare” = dar aviso o anoticiar.

En el ámbito de la comunicación, un enunciado es una expresión hablada o escrita, breve, que compone una unidad pragmática que expresa una verdad, un deseo, una orden, una idea o un consejo, por lo que pueden ser afirmativos, negativos, exclamativos, desiderativos, imperativos o dubitativos. Cada enunciado tiene una significación, y le corresponde a un hablante, que se expresa mediante palabras encadenadas que se ordenan en oraciones (si cuentan con un verbo conjugado que es su núcleo del predicado) o frases no verbales, cuyo núcleo está constituido por un sustantivo, adverbio o adjetivo. Ejemplos: “Este es un hermoso día”, “Completa el siguiente cuadro comparativo” o “tal vez mañana sea el día indicado para pedirte perdón”.

Concepto de enunciado

Si queremos diferenciar el enunciado de la oración, diremos que el primero es el género y la segunda la especie, ya que toda oración es un enunciado, pero hay enunciados que son frases y no oraciones.

Los enunciados son frecuentes en Matemática u otras ciencias, para describir un problema que se debe resolver. Ejemplos: “el enunciado era muy confuso, por eso no pude plantear bien el problema, y menos llegar a una solución”, o “debo estudiar para mañana el enunciado del teorema de Pitágoras”.

En Lógica, un enunciado es sinónimo de proposición, que constituye el nivel más bajo en el análisis lógico. Consiste en una oración declarativa que posee la cualidad de ser verdadera o falsa. Los enunciados son las premisas y la conclusión de un razonamiento lógico.