Concepto de etimología

El vocablo etimología, deriva del latín “etymologĭa”, y a su vez del griego; siendo “étymos”, “lo verdadero” y “logos”, “el estudio”. De acuerdo a ello, podemos definir a la etimología, como la disciplina cuyo objeto de estudio es el verdadero o auténtico origen de las palabras y su evolución, atendiendo a sus circunstancias; tanto en su forma como en su significado, al ser introducidas a otro idioma.

La mayoría de las palabras del idioma castellano, por ser una lengua romance, tienen su origen en el latín vulgar, introducido por los romanos con la conquista del territorio español, hacia el año 200 antes de la era cristiana, aunque pueden reconocerse la influencia de otras lenguas, en especial el árabe, al sufrir España la invasión de los moros. Entre las palabras de este último origen podemos mencionar: alcohol, alhaja, ojala o ajedrez. Del francés provienen por ejemplo las palabras garaje, hotel o souvenir; del italiano, máscara o pizarra; del inglés se adoptaron vocablos como “líder”; y en América latina, derivadas de las culturas aborígenes, nos han llegado como legados chocolate, elote y cacique.

La etimología es muy útil para lograr una correcta ortografía y conocer el real significado del vocabulario que empleamos, al que enriquecemos, y descubrimos en sus comienzos, y observamos las transformaciones que ha sufrido a lo largo del tiempo, donde muchas palabras son dejadas de usar, reemplazadas por otras, modificadas, o se incorporan otras nuevas, producto del contacto con otras culturas; más aún en tiempos actuales, gracias al proceso de globalización. Por ejemplo la palabra football, derivada del inglés, fue castellanizada como fútbol.