Concepto de vehículo

La etimología de la palabra vehículo nos remite al latín “vehiculum”, integrada por “vehere”, que se usa para expresar la acción de llevar, y “culum”, sufijo que hace referencia al medio o instrumento. Literalmente entonces, vehículo puede ser definido como todo medio de transporte.

Por un lado, designa a aquellos medios que se usan para trasladar cosas, animales o personas, como bicicletas, carros, motocicletas, automóviles, embarcaciones, trenes, camiones, colectivos, taxis o aviones. Ejemplos: “mi vehículo es más ecológico que el tuyo, yo me traslado en bicicleta” o “deberías comprarte un vehículo para no cansarte tanto de caminar tantas cuadras para ir a tu trabajo”, o “Los vehículos se usan para desplazarse en la tierra, el mar o el espacio”.

Concepto de vehiculo

La concentración de la población en las ciudades y la gran industrialización que se produjo desde las postrimerías del siglo XIX obligó a agudizar el ingenio y los estudios en cuanto al transporte vehicular, para hacer más ágiles los medios, liderados hasta entonces por el caballo, uno de los primeros medios naturales usados por el hombre; y los medios de transporte impulsados por la fuerza del vapor, que se habían impuesto desde el siglo XVIII, naciendo así los primeros automóviles dotados de un motor de gasolina, en 1885. Desde entonces los vehículos fueron perfeccionándose de modo vertiginoso, y multiplicaron su producción, hasta exigir un reordenamiento del tránsito en las grandes ciudades, que sufren por ello de una gran contaminación ambiental.

Por otro, pero en sentido similar al primero, pues el fin es trasladar, vehículo es todo medio que permita la circulación o transmisión, ya sea de ondas sonoras, mensajes, calor, frío, infecciones, remedios, etcétera. Los vehículos que sirven para transmitir enfermedades se denominan vectores. Cuando se trata de animales se los conoce como vectores biológicos. Dentro del cuerpo, la sangre puede actuar como vehículo para transportar las infecciones al resto del organismo.