Concepto de carrocería

La palabra carrocería, procede de carrocero, que es la persona que construye y repara carruajes, por eso, una de las acepciones del término, designa el lugar donde se realiza esa función.

Sin embargo, su uso más frecuente, es para nombrar la parte externa de un automóvil o vehículo ferroviario, consistente en una caja metálica, que reviste la maquinaria que permite su funcionamiento. Se asienta sobre el bastidor o chasis, que es el esqueleto del rodado, que recubre sus componentes internos. La carrocería, permite alojar, en su interior a los pasajeros con sus pertenencias u otras mercaderías.

La carrocería, además de servir para contener la maquinaria, las personas y la carga, tiene una función estética, que le brinda identidad al vehículo.

En los vehículos autoportantes, la carrocería va montada mediante la suspensión sobre las ruedas. Es muy usada en los automóviles. El bastidor y la carrocería están unidos entre sí, remachados o soldados. Si se trata de un chasis independiente, la carrocería cumple la función de cubierta, solamente, y es el chasis el que sujeta a todos los elementos.

Según su número de puertas y ventanas laterales, las carrocerías pueden llamarse cupés, si tienen dos puertas y dos ventanas; coach, si poseen dos puertas y cuatro ventanas; berlinas, si tienen cuatro puertas y otras tantas ventanas; o limousine si son cuatro las puertas y seis las ventanas.

Por su forma, las carrocerías pueden ser monovolumen, donde se encuentran integrados la parte del motor, la cabina y el maletero, siendo en general de mayor altura, teniendo algunas tres filas de asientos y más capacidad en el maletero. Las carrocerías de dos volúmenes, tienen un compartimento para el motor y otro para los pasajeros y la carga, como ocurre en los automóviles familiares. Las de tres volúmenes, tienen uno para el motor, otro para los pasajeros y uno tercero para el cargamento o equipaje. No hay acceso al maletero, en forma directa desde los asientos traseros. En los vehículos todoterrenos o industriales, puede no existir carrocería.

En el caso de las camionetas, detrás de la cabina, de reducidas dimensiones, poseen una plataforma abierta, que, al ser grande, permite llevar cargas más voluminosas o mayor número de personas, aunque estas no irán tan cómodas, pues los asientos serán improvisados o deberán sentarse directamente sobre el piso de la carrocería.

La carrocería puede dañarse por la acción del sol, la lluvia o el granizo, que la desgastan, y especialmente por accidentes automovilísticos, que pueden deformarla, lo que puede afectar, no solo la estética, sino la aerodinámica.

Buscar otro concepto