Concepto de carroza

La palabra carroza, tomada por el español, del italiano “carrozza”, se refiere a un carro, en formato de caja cerrada, dispuesta sobre cuatro ruedas, tirado por al menos cuatro caballos.

La carroza fue creada en el siglo XI con fines militares, pero un siglo después, las carrozas suntuosamente adornadas y construidas con materiales nobles, se usaron para el transporte de personalidades influyentes y miembros de la realeza. Es conocida también como berlina de gran gala y en el siglo XVII, se le agregaron ventanales de vidrio.

Es frecuente que sea un elemento muy empleado en los cuentos infantiles, donde reyes, reinas, príncipes y princesas, se trasladan en carrozas colosales. En el cuento “la Cenicienta” la pobre y humillada niña, que quería ir al baile, es transportada a él, en una carroza, gracias a la intercesión del hada, que con su magia, convirtió a una calabaza en una preciosa carroza, tirada por ratones, devenidos por su obra, en briosos corceles, aportando así el dato, que a una fiesta de tal envergadura, como la organizada por un príncipe había que llegar en una carroza.

En la villa suburbana de Civita Giuliana, en las afueras de la ciudad de Pompeya, que el volcán Vesubio sepultó en el año 79, los arqueólogos han hallado una carroza de ceremonias, conocida como “pilentum” hecha de hierro, con incrustaciones de bronce y estaño, con decoraciones de ninfas y sátiros, de cuatro ruedas. Ya se habían encontrado antes, carrozas de este tipo, en Grecia, en un yacimiento en Tracia.

Las carrozas fúnebres son los automóviles de color negro, que se usan para trasladar los restos mortuorios, dentro de un ataúd, a su último destino. Consta de un chasis alargado para que el cajón mortuorio y los arreglos florales, puedan caber en él. Es común que detrás de la carroza fúnebre acompañe un cortejo con los automóviles de los familiares y amigos, avanzando todos muy lentamente.

Los desfiles de carrozas, son una tradición en muchos lugares del mundo en fechas especiales, por ejemplo, en los desfiles de carnaval, donde se las decora con motivos alegóricos y sobre ellas suelen mostrarse las jóvenes más bonitas, en calidad de reinas y princesas.

En náutica, la Carroza es un armazón de hierro, lona o tabla, que sirve para proteger de la lluvia a algunas partes del barco.

En el Cine, “Carrozas de fuego” es el título, que alude a los versos de William Blake, en su himno “Jerusalén”, de una película británica de 1981, estrenada bajo la dirección de Hugh Hudson. El argumento está basado en la historia real de los atletas británicos cuando se preparaban para competir en los Juegos Olímpicos de París, en el año 1924.

“Esperando la carroza” es una película grotesca, costumbrista y sumamente divertida, ícono del cine argentino, que dirigió Alejandro Doria en 1985. Se trata de enredos familiares, y la presuntamente de la abuela, que luego reaparece, pues se habían confundido de muerto.

Buscar otro concepto