Concepto de cartesiano

Cartesiano/a es aquella persona que se considera partidario del cartesianismo o que pertenece a este sistema filosófico, derivado de las ideas del francés René Descartes (la versión latina de su apellido es Cartesius) considerado como el padre de la filosofía moderna. Vivió entre los años 1596 y 1650) y expresó una idea importante sobre el ser humano, conocida como dualismo cartesiano. Consideró a la persona integrada por una sustancia extensa y un cuerpo pensante, entre los cuales hay un dualismo sustancial. El cuerpo “res extensa” se rige por leyes mecánicas y está determinado por el ambiente, mientras que el alma, o “res cogitans” nos permite diferenciar el bien del mal. El alma es el pensamiento puro. En esto se diferencia de la tradición aristotélico-tomista, que la consideraba algo vivo, y la conexión causal entre el alma y el cuerpo parte de la unión de esas dos sustancias, cuerpo y alma y no de un acto.

Descartes es racionalista y adhiere al pensamiento platónico, de la distinción entre cuerpo y alma, que son dos formas de sustancias realidades, siendo el alma libre con respecto a la materia. La idea de Dios, la considera innata, pues todos tenemos la idea de un ser perfecto, pero alguien tuvo que poner esa idea en la mente, y no puede ser otro que Dios, al que considera una sustancia pensante infinita, mientras que el hombre es también una sustancia pensante, pero finita.

Fueron objetores a sus ideas, expuestas en 1641, en sus “Meditaciones metafísicas”, entre otros, Pierre Gassendi (1592-1655), Gilberto Voét (1593-1676), y su discípulo Martín Schockius.

Tuvo influencia en muchos pensadores, que elaboraron sus propias teorías, entre ellos, el neerlandés Baruch Spinoza, el alemán, Gottfried Leibniz, el prusiano Immanuel Kant, y el idealista alemán, Georg Wilhelm Friedrich Hegel.

El Método Cartesiano, creación de René Descartes, también conocido como método de la duda, se basa en un escepticismo metodológico, que consiste en dudar de todo lo no que se tenga pruebas o evidencias. La idea es llegar a algo de lo que no se pueda dudar, y lo único que encuentra, Descartes, como certero es que es un ser que duda, y si duda, entonces, existe, formulado en su famosa frase: “Pienso, ergo, existo”. Consta su método de varios pasos: la duda; el análisis, dividiendo el problema en partes, para estudiarlo y resolverlo de modo más minucioso; la síntesis y la verificación.

Descartes también es considerado el fundador de la geometría analítica, creando un sistema de coordenadas que lleva su nombre: coordenadas cartesianas o plano cartesiano, que son dos rectas numéricas dispuestas de modo perpendicular, que se cortan en el punto 0. El objetivo es describir la posición que ocupa un punto en dicho plano y analizar figuras geométricas, matemáticamente.

Buscar otro concepto