Concepto de Alhambra

La palabra alhambra, procede del árabe al-Ḥamrāʼ, que se traduce como “la roja”, y se aplica a un conjunto arquitectónico, integrado por palacios, una fortaleza y jardines, construido, en su forma más precaria, alrededor del siglo IX, en la ciudad española de Granada, sobre la colina rocosa de Sabika, en las márgenes del río Darro, para destinarse primero a fines militares, y luego a dar residencia segura y fastuosa, al emir y a la corte nazarí. El nombre podría provenir de que la iluminación nocturna de antorchas que alumbró su construcción, la hacía ver roja; o del apodo de Abu al-Ahmar, fundador del reino nazarí y primer soberano de Granada, que era pelirrojo. La construcción fue paulatina y llevó más de tres siglos, quedando finalmente diferenciadas tres zonas: la alcazaba, o zona militarizada; los palacios y el entramado urbano.

Luego de la reconquista de Granada, en 1492, fue la residencia de los reyes de Castilla. Ya bajo el dominio cristiano, se le agregan, en 1494, el Convento de San Francisco; en 1527, el palacio de Carlos V, de estilo renacentista; que se advierte ni bien se cruza la puerta de la justicia, que es una de las cuatro puertas que tiene la Alhambra; y en 1581, la iglesia de Santa María de la Encarnación de la Alhambra, ubicada entre el Palacio de Carlos V y los baños árabes, y construida sobre la Mezquita Real de la Alhambra, que databa del siglo XIV.

El Patronato de la Alhambra y el Generalife (este último es un palacio construido frente a la Alhambra, rodeado de jardines) gestiona, conserva y protege el lugar, controlando el ingreso de los visitantes y elaborando proyectos de investigación.

En Literatura “Cuentos de la Alhambra” es una obra escrita por el escritor estadounidense Washington Irving (1783-1859). Lo escribió en el año 1829, mientras vivía en La Alhambra, donde se nutrió de los relatos legendarios que rodean a la ciudadela, y los volcó en sus relatos; que fueron publicados tres años después. En 1950 “Cuentos de la Alhambra” fue llevado al cine bajo la dirección de Florián Rey.

En Santiago de Chile, existe el palacio La Alhambra, que fue diseñado, a la manera de una casona del siglo XIX, por el arquitecto Manuel Aldunate, y se emplaza en la calle Compañía, a la altura 1340, quien se inspiró directamente en la Alhambra española, en cuanto a sus elementos formales. Es de un solo piso y abarca 1170 metros cuadrados. Está declarado como monumento nacional desde 1973, y en la actualidad, funciona allí, la Sociedad Nacional de Bellas Artes.

Buscar otro concepto