Concepto de camarín

La palabra camarín significa “cámara (habitación) pequeña”, y se aplica, especialmente en la religión católica, a las capillas, de reducidas dimensiones, destinadas a venerar imágenes sagradas, que se ubican detrás de los altares. Por ejemplo, podemos encontrar un camarín, en la Catedral de Santa María, en Toledo (España) construida en estilo gótico, donde se lo conoce como Ochavo, por su formato octogonal y está destinado a la adoración de Nuestra Señora del Sagrario, que es la patrona de la ciudad, que, según se dice, era de pertenencia de los Apóstoles, y fue San Eugenio, quien la condujo a Toledo. En el siglo XIII se la revistió en plata.

En Zaragoza, encontramos la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, en estilo barroco, donde también encontramos un camarín, hecho con láminas finas de mármol de color verde.

En México, la Basílica de Guadalupe, cuenta con un camarín, que es una especie de bóveda, situada entre el altar y la escalinata, con una altura de cinco metros y una dimensión de unos cuatro metros por dos metros y medio, a la que solo pueden acceder unos pocos privilegiados, y su fin es resguardarla. Por ese motivo, el camarín cuenta con una puerta cerrada con doble combinación y una reja.

También se usa la palabra camarín, como sinónimo de camerino, que es un vestuario, que usan artistas (actores, actrices, cantantes) para cambiarse antes y después de salir a escena; o al campo de juego o entrenamiento, pues en algunos lugares también se usa para los sitios destinados a deportistas. Se trata de un recinto privado, al que el público no puede acceder, salvo con el permiso de quien lo usa con habitualidad. Puede usarse también para un pequeño descanso.

Ejemplos de uso: “Mi actriz favorita me permitió ingresar a su camarín, para saludarla después de su actuación”, “El actor se quejó, pues su camarín es el más pequeño de todos” o “El pobre hombre, lloró en la soledad del camarín, al ver que su interpretación no había sido bien juzgada por el público”.

Los camarines, pueden ser individuales, o destinados a varios artistas o atletas. Las comodidades varían, según la jerarquía del teatro, estudio de grabación o club en que se ubica, contando en general, con un sanitario, espejo, lugares para colgar las prendas, etcétera. Los artistas pueden maquillarse y peinarse solos, o contar con profesionales que hagan esas tareas. Para cambios de vestuarios, entre escenas, hay camerinos, contiguos al escenario, donde los actores y actrices pueden hacer cambios rápidos y retocarse el maquillaje, siendo de uso común.

Buscar otro concepto