Concepto de cautivo

Cautivo es un adjetivo que alude a quien es víctima de cautiverio, o sea, a quien se encuentra privado de su libertad.

Un ser humano puede estar cautivo por haber quebrantado la ley, y por ello un tribunal le ha impuesto una pena que lo priva de su libertad, o por ser un prisionero de guerra; pero también se puede estar cautivo por razones ilegales, como ocurre, por ejemplo, cuando se lo ha secuestrado.

Las personas, también pueden ser cautivas de sus pasiones, que no los dejan obrar conforme a su voluntad, obnubilando su correcto juicio, por ejemplo: “Soy cautivo de tu amor, y puedes hacer conmigo lo que quieras” o “Me cautivó su voz encantadora y su sonrisa franca, y no pude decirle que no a su petición, aunque eso me puso en una situación de riesgo”.

En el reino animal, es muy frecuente que muchas especies sean cautivas de los humanos, para fines utilitarios, como las gallinas que se crían en cautiverio para que pongan huevos o usar su carne, o en los laboratorios, para experimentación; o por simple entretenimiento, como el caso de los circos (en los lugares donde aún no está prohibido el uso de animales) o las personas que tienen pájaros enjaulados. En los zoológicos también los animales permanecen cautivos, con objetivos presuntamente didácticos. Actualmente el tener animales cautivos, es objeto de repudio por buena parte de la sociedad, y las leyes, paulatinamente, se están haciendo eco de esta nueva postura en defensa de la libertad de los animales, y su no explotación y maltrato.

En Literatura, “La Cautiva” es un extenso poema que el escritor argentino Esteban Echeverría, publicó en el año 1837. Está contenido dentro de la obra “Rimas”. La cautiva es María, la esposa del soldado Brian, que ha corrido su misma suerte, al caer en poder de los indios.

“El Cautivo” es un cuento corto, del escritor argentino, Jorge Luis Borges, donde relata la historia de un niño, que retorna a su hogar, ya hombre, tras ser raptado por un malón, y la confusión de sentimientos que se le generan ante el choque cultural.

En el Arte, “El Cautivo” es como se conoce popularmente a la escultura religiosa “Nuestro Padre Jesús Cautivo”. Fue hecha en 1934 por José Gabriel Martín Simón, y se la venera en Málaga (España).

Por otra parte, en Economía, suele hablarse de “mercado cautivo”, en oposición al concepto de libre mercado, pues se elimina la competitividad, poniendo barreras al ingreso de productos, lo que genera monopolios u oligopolios.