Concepto de milonga

En el lenguaje quimbanda o kimbanda, lengua bantú de la región de Angola, muchos de cuyos pobladores emigraron como esclavos a América del sur, especialmente al sur de Brasil, milonga significa palabra, término asociado a las payadas gauchescas.

Se conoce como milonga a un género musical que se nació y se arraigó en Uruguay, Argentina y Brasil (en Río Grande del Sur).

La milonga nació como milonga campera, criolla, picaresca y popular, típica de zonas pobres, en la música sureña, con influencias africanas, criollas y europeas. Su ritmo se parece a otros, como el candombe, la chamarrita y la habanera. En Uruguay un exponente de milonga campera fue Alfredo Zitarrosa y en Argentina podemos mencionar a Argentino Luna y a Atahualpa Yupanqui. Primero fue cantada y luego se le introdujo coreografía. A fines del siglo XIX la milonga campera fue llevada por algunos músicos al pentagrama. En 1931, Sebastián Piana incorporó la milonga ciudadana o porteña, más rápida que la campera, con su obra “Milonga sentimental”, considerándose en este caso como un subgénero del tango. El tango se diferencia de la milonga por su ritmo “más cuadrado”. Ambos ritmos tienen compases de 2/4 o 4/4, pero en la milonga sus ocho figuras se distribuyen en tres más tres más dos.

También se conoce como milonga el lugar donde la gente se reúne para bailar tangos: “Con mis amigos nos quedamos hasta muy tarde en la milonga, y hoy no pudimos madrugar”. Otra acepción es en el sentido de mentira: “No me vengas con milongas, y confiesa la verdad”. Por último se emplea como sinónimo de lío o confusión: “Se pelearon los jóvenes a la salida de la escuela y se armó tan tremenda milonga que tuvo que intervenir la policía”.