Concepto de apercibimiento

El apercibimiento es un llamado de atención o una advertencia. Es la consecuencia o resultado de apercibir, verbo integrado por el prefijo latino “ad” que indica proximidad, y por percibir, del latín “percipere” que alude a captar información.

Se trata de una corrección disciplinaria, una especie de reto amenazante. Alguien puede recibir un apercibimiento para que comprenda que cometió una falta y no la vuelva a repetir. Si lo hace, el apercibimiento se hace efectivo. En general, es el primer paso antes de aplicar una sanción más severa si se reitera la acción indebida. Por ejemplo: “El empleado recibió dos apercibimientos para que no llegara tarde a su trabajo, pero ante un nuevo incumplimiento fue suspendido y el próximo paso será su despido”, “El alumno tiene una conducta tan mala que a pesar de haber tenido varios apercibimientos no mejora su actitud, y por eso se ha resuelto cambiarlo de establecimiento” o “Me apercibió el agente de tránsito para que aminorara la velocidad y me dijo que la próxima que exceda el límite permitido, seré multado severamente”.

Los apercibimientos pueden ser verbales o escritos, y en este último caso tienen el valor de servir de prueba para demostrar que se ha intentado antes de aplicar penalidades, que las conductas recriminadas no tengan nuevamente lugar. Los verbales salvo que estén grabados o se hagan frente a testigos tienen escaso valor probatorio.

En Derecho Procesal el llamado procede de jueces unipersonales o tribunales colectivos donde se ordena a una o a todas las partes involucradas, alguna actuación que se relacione con la causa, bajo la amenaza o apercibimiento que de no cumplirse, serán sancionados. Por ejemplo: “Me han notificado de una demanda en mi contra y tengo cinco días para contestarla, bajo apercibimiento que de lo contrario seré declarado en rebeldía”.