Concepto de Derecho Positivo

El Derecho Positivo es el conjunto de disposiciones legales escritas, vigentes en un Estado, dictadas por sus órganos competentes; en general el Poder Legislativo, Congreso o Parlamento, de aplicación coactiva a sus habitantes, y que éstos deben cumplir, sin poder alegar su desconocimiento, pues se publican antes de entrar en vigencia.

Poseen un orden jerárquico, estando todas subordinadas a la Ley Fundamental que es la Constitución del Estado nacional. Ésta establece una serie de principios básicos sobre la forma política del Estado, su ideología, sus recursos, sus poderes y los derechos de los ciudadanos y de los extranjeros residentes en el país, que ninguna ley puede contradecir, pues sería factible de ser anulada tras un juicio de inconstitucionalidad. Por debajo jerárquicamente, de la Constitucón Nacional (Los tratados internacionales ratificados por cada nación tienen en general valor constitucional, por ejemplo en Argentina) según la pirámide jurídica elaborada por el positivista Hans Kelsen, que pueden variar según la organización de cada Estado, están, si el sistema es federal, las constituciones provinciales, luego las leyes, los decretos y las ordenanzas. La forma de pirámide está dada porque la Constitución Nacional que está en la cima, es única y luego la figura se va ensanchando ya que las normas son cada vez más numerosoas, a medida que descendemos hacia la base jerárquica. Puede haber también decretos leyes, que no emanan del Poder Legslativo, sino del ejecutivo, en caso de urgencia.

El Derecho Positivo, comprende normas de Derecho Público y de Derecho Privado, abarcando temas constitucionales, civiles, penales, laborales, administrativos, procesales, etcétera. Las leyes poseen un número que las identifica, y en ciertos casos se agrupan en Códigos temáticos (Código Civil, Código Penal, entre otros). Tanto las leyes como los Códigos se dividen en artículos y en general son precedidos por una exposición de motivos.

Las normas del Derecho Positivo, pueden derogarse, y pasa a ser Derecho no vigente, pero las leyes vigentes pueden no cumplirse en la práctica, por lo que se considerarán inválidas.

Se discute si el legislador crea el Derecho Positivo otorgando derechos e imponiendo obligaciones, o si debe respetar los derechos innatos y esenciales de los individuos, establecidos en normas superiores de Derecho Natural. Para los positivistas el verdadero derecho es el escrito, el positivo, pues el Derecho Natural, a pesar de ser justo e inalterable, carece de la precisión de la escritura, pues debe extraerse de la conciencia, y por lo tanto, puede no ser fácil de descubrir.

En realidad, ambos derechos se complementan. El Derecho Positivo provee certeza, pero si resulta injusto, debe cotejarse con los principios superiores no escritos, para modificarlo en vistas a la equidad.

Buscar otro concepto