Concepto de emolumento

La palabra emolumento, se originó en el latín “emolumentum”, que se formó, con el prefijo de exteriorización, “e” y el sufijo instrumental “mentum”, a partir del verbo “molere” en el sentido de moler, refiriéndose, en un principio, a la ganancia en dinero, obtenida por los molineros, por su labor en la molienda de trigo; y luego se extendió a todo tipo de remuneración, obtenida al ejercerse un empleo, cargo o función, desempeñada de modo autónomo o en relación de dependencia; aunque en sentido más estricto, se aplica no a la remuneración principal, sino a las adicionales.

Los emolumentos, en sentido amplio, como ya dijimos, pueden ser retribuciones, fijadas por un profesional, técnico u otro trabajador autónomo, en concepto de honorarios, o estar establecidos por leyes o convenios colectivos de trabajo para trabajadores asalariados; siendo en el primer caso, retribuciones por tareas específicas o venta de productos; o ser abonados regularmente, por jornada, semana, quincena o mes, en el caso de quienes poseen una relación de dependencia, con respecto a su empleador.

Los emolumentos siempre implican un incremento patrimonial a la persona que los recibe, y un empobrecimiento en el que los da, pues realiza un desembolso de dinero.

En sentido estricto, los emolumentos, es todo lo que se adiciona al salario o remuneración principal, como el caso de un empleado de comercio que tiene un salario fijo, pero, además, le pagan comisiones por ventas, en carácter de emolumentos. La suma del salario y los emolumentos, conforman la remuneración total del trabajador.

Ejemplos de uso en sentido estricto: “Los emolumentos que fijó el abogado por su defensa en el juicio en que fui demandado, me parecieron excesivos, y van más allá de lo que dispuso la autoridad judicial que reguló sus honorarios”, “Con los emolumentos que me paga la empresa, además de mi sueldo, llego a cubrir mis necesidades, si me los quitan, estaré en problemas”.

Ejemplos de uso en sentido amplio: “Le pregunté a mi médico cuál será el monto de sus emolumentos, por la intervención quirúrgica que me practicará la semana entrante”, “Firmé un contrato de trabajo y mi jefe me dijo que mis emolumentos son los establecidos legalmente” o “Si no se acuerda un aumento de los emolumentos que recibimos los trabajadores industriales en este mes, iremos al paro”.